22 diciembre, 2011

Habitación de sentimiento


Se detuvo al meter la llave en la cerradura y no hacer nada.
Se giró hacia ella y la miró con una ligera tristeza.
Tras la puerta,le esperaban velas aromáticas colocadas en forma de corazón, las cuales encendió minutos antes de recogerla; en la cama,caramelos de diversos colores formaban la palabra te quiero 
Un disco puesto en la minicadena de música listo para reproducir aquella canción que daría ambiente ante el silencio mudo.
Y demás.Todo sería perfecto.

Cabizbajo,se llena de valentía....
-Dímelo...no quiero entrar en esta habitación creyendo tener algo que no tengo.Mírame a los ojos.
Se hace un silencio...
-Yo te voy a seguir queriendo igual sea cual sea la respuesta,pero necesito saberlo.
Se le hace un nudo en la garganta,pero continúa...
-¿me quieres?
Antes de que su respuesta se pronunciase con un sí, le interrumpe...
-me refiero de verdad... ¿me quieres? ¿o sólo crees quererme?

Esta vez,no contestó...

3 comentarios:

  1. Pues triste pero cierto, muchos creen querer y muy pocos quieren.
    Un besito(L)
    Ah, me ha encantado la entrada sobre las penas y el alcohol. Me ha encantado la respuesta de tu amigo... Es tan auténtica!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Cada vez que comentas, haces feliz a un gatito :3